El barrio de Chueca, un lugar para los sentidos

Gastronomia

Emplazado en el corazón de la capital matritense, con la Gran Vía como vía de acceso más común, Chueca rebosa de una cultura, una vida social y una riqueza humana como pocos barrios, no solo de Madrid, sino del Estado entero. Chueca es centro neurálgico de la modernidad, bastión de la expresión cultural de la comunidad gay. Pero no solo eso…

 

A pesar de que antaño, alrededor de la década de los setenta, fue una zona degrada por ser mercado de drogas y prostitución, con la llegada de la Movida Madrileña fueron muchos jóvenes de la época los que escogieron Chueca como lugar de residencia y dieron una nueva vida a los centenares de locales comerciales de la zona, convirtiéndolos en muchos casos y con el correr de los años en bares y discotecas, lugares de encuentro de la comunidad gay, que cada vez se hacía más presente en el barrio.

Fue ya desde la década de los noventa que Chueca se convirtió en uno de los lugares más visitados de la capital española, al menos por aquellos turistas que buscaban algo más que monumentos y edificios históricos. Chueca desde sus inicios siempre ha ofrecido ese “algo más” al viajero ávido de vivir experiencias únicas. Y aunque es por todos sabido que se trata del barrio gay por excelencia de Madrid, allí encontraremos diversión y ocio para todos.

Vida nocturna y diurna
Aquel que visite Chueca por su excelente oferta de bares y discotecas nocturnos hallará en este barrio un paraíso: son legión los locales dedicados a esta actividad, por lo que será fácil encontrar el más indicado para los gustos de cada uno. Sin duda, existen unos referentes imprescindibles. Allá vamos: Black & White (calle de la Libertad, 34), Delirio (calle de la Libertad, 28) o Escape (calle Gravina, 13) son locales en los que la fiesta está asegurada.

Pero si lo que pretendemos es vivir el ambiente de Chueca de una forma más global, no deberemos perdernos lo que nos ofrece de día, pues la oferta diurna es comparable en calidad y divertimento a la nocturna, sin duda. Uno de los imperdibles es El Armario (calle San Bartolomé, 7), al que se considera el primer restaurante gay del barrio; Divina la cocina (calle Colmenares, 13) es otro de los locales que destacan tanto por su ambiente como por su carta de platos típicos madrileños; por último, nombraremos a otro de los restaurantes más frecuentados de la zona, Bazaar (calle Libertad, 21), con una carta basada en la cocina creativa mediterránea.

Y para rematar la visita con unas horas de shopping, nada mejor que recorrer las callejuelas del barrio, estrechas y con mucho encanto, salpicadas aquí y allá por numerosos locales, desde los que ofrecen moda y objetos de diseño, hasta aquellos en los que podremos hacernos un tatuaje, acicalarnos para una noche de fiesta o encontrar algún juguete erótico… Todo ello siempre con un toque que los hace distintos a los que podamos encontrar en otra zona de la ciudad.

Chueca nos espera para deleitarnos con sus múltiples opciones para descubrir y disfrutar de un lugar único en todos los sentidos.

Madrid transfers, Traslados aeropuerto Madrid – Madrid aeropuerto